viernes, 22 de mayo de 2015

Apuntes electorales: 2do. Strike.

Fue en el 2004 cuando de la mano de Jorge Rodríguez el Chavismo entendió que el tema electoral era mucho más que mayorías y que votos, no es que fueran unos inocentes o recién llegados, pero se creyeron que la vendetta electoral que los había catapultado al poder, era más que suficiente para mantenerse en el sin más, la borrachera del triunfo del 98 corrió libre, incluso poco les importo la tragedia de Vargas, mantuvieron las elecciones porque se creían dueños del destino, hasta que en el 2002 se prendieron las alertas de quienes estaban en el poder, sintieron en carne viva la perdida y juraron que nunca más los agarrarían desprevenidos, asumieron la absoluta convicción de que Venezuela les pertenecía y no iban a soltarla nunca más.
Nadie en su sano juicio puede negar la posibilidad de un fraude cibernético, vemos a diario como miles de Hacker se encargan de burlar sistemas con una impresionante facilidad, pero también existen quienes hacen exactamente lo contrario y se dedican a desarrollar medidas y controles digitales, para la protección y resguardo de información y datos confidenciales, es una batalla diaria por el control del nuevo mundo en el que vivimos.
Ahora, no perdamos la perspectiva, en Venezuela el tema del fraude electoral llego mucho antes de que las maquinas se usaran para votar, el viejo lema “acta mata voto” todavía lo recordamos quienes hemos estado en esta lides hace ya unos añitos, claro a medida que se ha incorporado la automatización del voto, hacia allá se han corrido las voces de los supuestos desaguisados, inclusive todavía en el 2013 Andrés Velásquez en una entrevista mantenía su tesis de que “hubo un acuerdo del status quo en su conjunto, se montó en una suerte de conspiración general”, para quitarle su triunfo en el año 1993, se llegó a decir que él había ganado y Claudio había llegado cuarto, al final gano Caldera y su chiripero, segundo Fermín, tercero Eduardo Fernández y ultimo Andrés, en porcentajes estos tres últimos muy cercanos.
Coloquémonos ahora en el 2004, la situación del país era conflictiva y polarizada, el experimento Chavista hacia aguas, pero tampoco eran pendejos, la oposición recogió firmas para realizar el referéndum revocatorio, en un proceso marcado por las idas y venidas y por el nacimiento de la triste recordada “Lista Tascon”, finalmente este se pauto para el 15 de Agosto de dicho año, las encuestas no favorecían a Chávez, el oficialismo se movió profundamente y empezaron a movilizar todos los recursos del Estado para su causa, se acabó por completo el pudor hacia los dineros y bienes públicos, las Misiones se subían a la cúspide del populismo Latinoamericano, el Chavismo en ese instante desnudo sus actuaciones y sus intenciones.
Los rusos también juegan, este es su origen. Zagallo, director técnico de la selección brasileña, analizaba la estrategia a seguir en un juego amistoso contra la selección rusa: ‘Kaká la pasa a Roberto Carlos, Roberto Carlos a Ronaldo, Ronaldo a Ronaldinho y gol”. En eso uno de ellos lo interrumpió, “pero los rusos también juegan”; así lo registra la historia y así quedó la frase, entonces, ¿Chequearon los técnicos de la oposición del momento, todo el tema de las maquinas?, ¿actuaron como debe ser para impedir un fraude?, eso no lo sé, me inclino a pensar que actuaron adecuadamente y no por gafo, sino por convencimiento de conocer a algunos de ellos, ahora, lo que si se con certeza es que no estuvimos en todas las mesas.
Como coordinador de Smarmatic para Monagas, tenía la idónea posibilidad de ver cómo iban los dos lados y junto con el resto de mis colegas, de manera permanente intercambiábamos información, por cierto ninguno estaba identificado con el gobierno, y esto si lo se: cerca del 40% de las mesas no tenían testigos de la oposición, sobre todo en la zonas no urbanas y en las que el Chavismo tenía un control total de los electores, así que en esos centros, el régimen simplemente hizo lo que le dio la gana, peor, entre un 10% y 14% donde había testigos de la oposición, estos abandonaron sus mesas fruto de la bestial presión de los chavistas y de la indiferencia de quienes deberían estar pendientes de ellos, esa fue la realidad de los centros de votación en el 2004, mientras unos dizque dirigentes celebraban no sé qué triunfo, el gobierno controlaba lo que pasaba en más del 50% de las mesas.
Yo no soy experto en informática, conozco algunas cosas y me asesoro en otras, la discusión de que si el CNE es tramposo o no, ya no tiene sentido, el tema es, que posición tomamos frente a la realidad que tenemos en Venezuela, no votar, hacerlo en blanco, anularlo o rayarlo tengan la seguridad que ni coquito le va a causar al régimen, van a seguir mandando sin ningún problema, olvídense de algún efecto práctico tendrá dicha actuación aquí o en el mundo, ejemplos sobran y muchos de ustedes los conocen, quienes impulsamos las salidas constitucionales y democráticas, nos vamos con el voto, de acuerdo con la UCAB, el 69% de los venezolanos votarían en las parlamentarias, comprenden que el voto es la única herramienta que tienen para producir cambios y a pesar de que muchos manifiesta se desconfianza el 85% expresa: llegamos hasta aquí con el voto y saldremos de aquí con el voto, en sus distintas y amplias posibilidades.
Ah, pero algunos pueden preguntar: ¿perdió Capriles frente a Maduro?, no, ¿y entonces?, sencillo, no estuvimos presentes en 100% de las mesas, nuevamente fuimos incapaces de cuidar el voto ciudadano, el acto de votar no debe ser un hecho aislado, mucho menos dejárselo solo a los de la MUD, la actitud debe ser la participación efectiva y real, acompañada de las exigencias a quienes fungen de cabezas de la alternativa democrática a dar cuentas, a entregar y a informar que es lo que está pasando, pero sin confundir que el enemigo no somos nosotros, en lugar de convertirnos en propulsores de la abstención, debemos mudarnos de piel y conformar un gran bloque que impulse la participación ciudadana, establezca las necesidades de protegernos de las trampas del oficialismo, ayude a incorporar y preparar a los defensores democráticos y obligue a la dirigencia opositora a asumir el compromiso que viene.
Finalmente, hay mucha tela que cortar, pero si queremos iniciar la recuperación de este país, debemos quienes así lo deseamos, ponernos de acuerdo, dejar a un lado el tema personal y entender que estamos juntos en esta tarea.

jueves, 21 de mayo de 2015

Tocando el Fondo: 1er. Strike.

Son las 6am, miércoles 20 de Mayo y mientras escribo tenemos ya 6 horas, ¿hasta cuándo?, sin fuerza eléctrica, es que hemos llegado al colmo de las contradicciones, estamos quienes vivimos en Puerto Cabello padeciendo el más terrible drama de no tener agua por tubería y entonces empieza a llover y zuacata se va la luz, la máxima ineptitud hemos alcanzando, llegamos al pináculo de 16 años de absoluto y total desprecio por un país. Y se dieron las primarias, votaron algunos pero muy pocos aprenden, no parece definitivamente, que una buena parte de la dirigencia opositora, tenga real conciencia de lo que pasa o peor, tienen alguna agenda de la que no hablan, acusamos al colectivo de catatonia, pero lo cierto es que desde las filas de la alternativa democrática seguimos dando pocos indicios de asumir en plenitud el tamaño de esta monstruosa crisis en Venezuela.
Aquí señores se acabó la fiesta, es hora de tocar los temas de fondo en serio, de asumir con fuerza y con una, repito, una sola voz, las luchas que se nos vienen encima, decir que Primero Justicia, Voluntad Popular o AD “ganaron” es seguir sin entender claramente lo que realmente sucede, peor, representa un pésima manera de poder adelantar una adecuada plataforma donde estemos todos, pero de verdad, no mediante fotos y poses, el momento que vivimos definitivamente requiere de políticos en el más estricto orden, no de tira piedras, ni actores, mucho menos de mercaderes cuyo único libreto está supeditado a su enorme ego y a sus ambiciones.
En Carabobo es triste ver como ya Enzo Scarano salió a abrogarse no sé qué primera fuerza ¿de qué?, le recomiendo que se tome un té de tilo, que se calme, que asuma su éxito como lo que es, un triunfo con mucha tela que cortar y que guarde sus ambiciones para la gobernación, para cuando llegue el momento, la gente evaluara y decidirá entonces, el territorio de lo posible no pertenece a ninguna parcialidad política, los carabobeños lo que buscamos son respuestas sensatas, claras y unidas frente a una situación que nos amenaza con arrasarnos a todos sin ton ni son.
La política ha cambiado, la sociedad también, pero parece que los políticos seguimos empeñados en no querer escuchar ese maremoto interno que corre libremente por las entrañas del país, creen algunos que seguir jugando con calculitos, creyéndose los nuevos dueños del patio y pretendiendo darse golpes de pecho podrán continuar con el tema, no señores, la masa ya no está para bollos y quienes toda la vida han procurado y amasado allá abajo, en los cerros, están cansados de ser platos de segunda mesa, la evolución de la participación está a punto de parir inéditas formas y desconocidos líderes, el rio continua su curso.
El país está destruido y desintegrado, se requiere de respuestas idóneas y contundentes, de una dirigencia política unida, ubicada, honesta y con la única pasión de Venezuela como norte, no basta solo recorrer los barrios o las urbanizaciones y pretender oírlos, cuando en realidad seguimos pensando en nosotros mismos, hoy más que nunca por tus obras te conoceréis.
Los mitos no sirven para poder articular un gran movimiento nacional, a la nueva mayoría de la que hemos hablado, le hace falta temple y bríos para conducir las luchas por el camino de la Constitución y las leyes, con fuerza y con la única visión radical de actuar monolíticamente y de manera clara y sin ambages, la unidad social es imprescindible para poder iniciar el verdadero camino del cambio, no el de la entrega ni la sumisión, sino el de la conciencia y el amor por el país.
Debemos asumir en toda sus extensión de que tocamos fondo, que nadie tiene el monopolio de la verdad y ninguno puede imponerse a los demás, la demanda de quienes creemos que primero Venezuela por encima de todo, debe hacernos impulsar una fuerza monolítica y pujante, desechemos el show, descubramos a tiempo a los quinta columnas y abracemos la unidad, pero la real, la que no está comprometida con nadie, ni pretende cambiar todo a 360 grados para no cambiar nada, convirtámonos en promotores y defensores por la defensa de lo que creemos.

jueves, 14 de mayo de 2015

La nueva mayoría.

Sostienen algunos que la realidad depende del cristal de quien la mire, para unos puede ser negra, de matices grises o incluso de colores, claro cuando hablamos de la realidad que afecta real y ostensiblemente a una gran mayoría, ya la cosa no es tan relativa, pasamos de verificar matices, a tener una situación innegable para vastos sectores de la población, porque como hemos insistido hasta la saciedad desde esta tribuna, tu puedes intentar tapar el sol con un dedo, pretender manipular por el poder que tienes lo que pasa, pero ten la seguridad que más pronto que tarde, la verdad sencillamente saldrá, es que nunca dejo de estar ahí.
En Venezuela hoy existe, sin lugar a dudas una nueva mayoría nacional, se expresa de muchas formas, algunos llevando la rabia por dentro, mordiéndose los labios al no poder manifestar a viva voz el sentimiento que llevan en lo interno, otros lo gritan a todo gañote ante quien sea y donde sea, unos más osados han salido a la calle a protestar su descontento, son vecinos que trancan avenidas, calles y autopistas sin ninguna direccionalidad política y varios utilizan a rabiar las redes sociales, para repetir hasta la saciedad lo que piensan de lo que nos pasa en nuestro país, son la expresiones tangibles del rio que se sigue moviendo solo dentro las entrañas de esta revolución.
Claro no todas las expresiones de descontento se plantean iguales salidas, por un lado están los luchadores, líderes sociales, políticos y vecinales que a pesar de las amenazas continúan su trabajo en las comunidades, los desgastados, que cansados de tanta derrotas electorales sienten que no hay salidas ante todo este desastre, también conseguimos a los conformistas, reconocen lo malo de la situación pero piensan que mejor malo conocido que bueno por conocer, no nos olvidemos de los radicales, palabras más, palabras menos, aspiran un cambio total, no creen en elecciones pero tampoco terminar de explicar claramente como lograremos derrotar al oficialismo, y finalmente, para mi parecer la inmensa mayoría, quienes buscan afanosamente una alternativa que les haga creer que la esperanza y la posibilidad de modificar el actual estado de cosas, de forma constitucional y democrática es posible.
Así que mis buenos amigos, estamos al frente de una nueva mayoría en Venezuela, tiene definitivamente matices y formas diferentes de abordar la situación y la solución, pero concluyentemente tienen en común la convicción de que este parapeto revolucionario fracaso, que este modelo que se le quiso imponer a troche y moche a nuestro país simplemente no sirvió, y que ha originado una brutal e inédita crisis que ha demolido los cimientos de la sociedad, ha roto por completo el pacto social que teníamos y nos ha sepultado en un espeso lodo de pérdida de valores morales y familiares, originando un profundo daño que nada fácil resultara revertirlo.
Toca como tarea urgente e impostergable ir convirtiendo ese desencanto colectivo en organización popular, en luchas democráticas por nuestros derechos ciudadanos, en propuestas viables para poder iniciar la salida de esta crisis y comenzar a darle respuesta contundentes al desencanto de los venezolanos, es la hora de identificar no quien tiene la razón, sino en acordar los caminos que debemos transitar y unidos en nuestras diferencias poder avanzar en la conformación de una alternativa que convenza a esa mayoría, que se puede cambiar el estado de cosas en el marco de las leyes.
Es las elecciones a la Asamblea Nacional el primer paso en ese sentido, debemos convertir esa rabia, en votos que mayoritariamente cambien la correlación de fuerzas en el parlamento, pero el compromiso debe ser completo, ser parte de la solución y no del problema, quienes queremos cambios debemos actuar en consecuencia, desechar los temas personales para trabajar en conjunto, esa es la tarea.

jueves, 7 de mayo de 2015

De #PuertoCabello a #Venezuela

Si algo les encanta a quienes ostentan el poder actualmente en nuestro país, es el tema de las fechas y los nombres grandilocuentes, a todo lo que supuestamente han sido “logros revolucionarios” les enchufan un día, ahora histórica, y un remoquete nacionalista, ¡como les gusta el show!
Claro, toda regla tiene su excepción, se les olvida a nuestros gobernantes una de las fechas más significativas de todas: el año 1998, así es mis descuidados lectores, el régimen tiene la bicoca de 16 años y pico gobernando los destinos de quienes habitamos estas tierras de Sur América, no es cualquier tontería la cosa, son unos 6 mil días bajo el mandato oficialista, sin embargo, unos los escucha hablando y parece que ellos creen que tiene 2 días en esto, no papa, es largo el recorrido y muy, pero muy corto el resultado positivo.
Aquí en Puerto Cabello hace tiempo que nos tienen locos dos ingentes problemas: el agua y la luz, el primer caso es por demás irónico, bañados y bendecidos por kilómetros de agua salada quienes vivimos en esta tierra mágica, nos hemos convertidos en verdaderos magos de la aparición espontanea, olvídense de los grandes maestros del ilusionismo, los porteños sin lugar a duda se llevan el premio al mejor acto, desde los lugares más insospechados y desde los objetos menos inimaginables sacamos agua, e inclusive unos extremadamente ingeniosos la multiplican y hacen que en lugar de durar horas dure días, barbaros estos hombres y mujeres que tratan de no morir en el intento.
Lo peor del caso son las excusas, que si la sequía más grande de toda la historia de la humanidad, que si ahora miles se han convertido en raspa aguas, que eso estaba así cuando llegamos, ah caramba, se les olvida el pequeño detalle que anotamos al principio, son 16 años gobernando, ¿se les olvido cuando la culpa fue del niño y la niña?, o ¿Cuándo también tuvimos otra “sequia histórica”?, ya basta por favor, asuman su total y completa responsabilidad, su ineptitud la están pagando miles y miles que a diario padecen del vital líquido.
Ahora vuelven con la cantaleta de tanques, barcos llenos de H2O, tanquetas móviles, cuando lo que debieron hacer, hace mucho tiempo, fue presentar proyectos integrales que solucionaran el problema de raíz, real han tenido y por cantidades industriales, el agua señores debe llegar simple y sencillamente por tuberías, estamos en pleno siglo XXI y todavía cargamos tobitos para poder bañarnos, no vale, nadie merece vivir así.
La luz, es quizás más patético, ¿Cuántas excusas usted recuerda por la falta de luz?, peor, la cantidad de dinero que ha sido despilfarrada a través de todos estos años en el sector eléctrico, debe ser un record Guinness en la historia mundial, todos los abriles se han anunciado, aprobado y sabrá Pepe donde han terminado, millones y millones de dólares para recuperar, resolver, invertir, ¿gastar?, no sé, póngale usted el verbo que quiera, el repetitivo problema de la luz, al final vamos a llegar a la misma conclusión, han sido días y meses de ineficiencia y corrupción, no le busque las cinco patas al gato, deje de seguir engañándose con guerras de mentira, la verdad no necesita que ni yo ni nadie se la diga, usted la tiene, la vive, la padece todos y cada uno de los días, ¿o no?
Claro esto no se limita a Puerto Cabello, el drama es nacional, nosotros, al igual que el resto de nuestros compatriotas vivimos los embates de una de las mayores estafas realizadas a la patria, ofrecieron villas y castillos, prometieron la máxima felicidad, se vanaglorian de que sin ellos el pueblo sufrirá, barbaros, la manipulación al máximo, los venezolanos hoy en día ya conocemos lo que significa el bendito Socialismo, las pruebas y los hechos hablan por sí solo, ya no quedan muchos pendejos.

jueves, 30 de abril de 2015

¿Quien es el responsable?

Tú no puedes tapar el sol con un dedo, de repente intentas engañarte y crees que ciertamente lo cubriste; sin embargo, te aseguro que pronto descubrirás que él sigue ahí y tan solo te engañaste a ti mismo.
La retórica junto con la política de acallar a como dé lugar a la disidencia, se han convertido en la única respuesta del régimen frente a la monstruosa crisis que atravesamos, día a día vemos cómo todo el esfuerzo del aparato del gobierno nacional se destina a ejercicios de marchas y contramarchas para denunciar al enemigo escogido esa semana o ese mes para echarle la culpa de nuestros males.
Es impresionante el grado de irresponsabilidad criminal al que ha llegado el oficialismo en su afán de seguir escurriendo el bulto de su única y exclusiva autoría de lo que hoy vivimos en Venezuela; en lugar de dedicarse a buscar puntos de encuentros y terrenos de coincidencia para intentar salir de este desastre, se escoge por llevar, quién sabe hasta dónde, la confrontación, persecución y amenaza hacia los factores de la alternativa democrática.
Las colas de la gente intentando comprar productos de cualquier tipo han llegado a ser vistas hasta por los satélites que rodean el planeta, sería interesante ver cuántas imágenes de estas maratónicas colas tiene grabadas el satélite Simón Bolívar, se ataca a los bachaqueros, a los que contrabandean gasolina en sus tanques y a los raspacupos como si fueran ellos las causas de todos los males, cuando la realidad es que representan las consecuencias de nefastas políticas que nos han convertido en mendigos de la sobrevivencia.
¿Por qué hay bachaqueo?, en un país con altos índices de desempleo, donde el salario mínimo no te da ni para desayunar y tomar el microbús al mismo tiempo, a la vez que literalmente no producimos absolutamente nada, muchos prefieren hacer colas, comprar y revender y ganarse hasta cinco mil bolívares semanales sin horario ni jefes, llenar tu tanque de gasolina en Maracaibo, rodar una hora de ida y vuelta y ganarte dos mil bolívares no tiene comparación para ningún profesional venezolano, nadie decentemente se gana esa cantidad prácticamente sin esfuerzo.
Y la guinda fueron los dólares, en un viaje a Ecuador por una semana, cualquier persona se traía lo equivalente al sueldo de un buen profesional en un año; en las actuales circunstancias, ¿quién no lo iba a intentar?, ahora el problema aquí no es que estemos incentivando nosotros actividades ilícitas, es el gobierno quien con su desastroso proceder ha llevado a muchos compatriotas al actual estado de cosas. La culpa, señores, no es de la estaca, más de 16 años gobernando no es cualquier pelusa de mono, los reales que han entrado por petróleo mucho menos, entonces la pregunta obligada es sencilla: ¿Quién es el responsable de este fracaso?
Lamentablemente la cosa va ahora por el mismo camino, el número de productos básicos ya parece una interminable lista de compras, solo podrás adquirir por tu terminal de cédula una sola vez a la semana; peor, quienes requieran medicamentos para poder no morir en el intento serán monitoreados como si fuesen unos delincuentes, entramos en la etapa de la restricción total y no por culpa ni de bachaqueros ni de raspacupos, sino de un gobierno inepto y corrupto que ha despilfarrado la mayor fortuna nunca vista en el país, cada día vemos cómo Alcaldes, Ministros y otros líderes de esta revolución se dan la gran vida fuera de nuestras fronteras, ésos sí es verdad que están raspando la olla del dinero público, mientras la gran mayoría de los venezolanos han sido obligados a llevar una vida cada día más cargada de penurias y necesidades.
Solo queda, amigos, asumir, luchar y salir a votar en masa; ya llegamos a la encrucijada, el destino está al frente.

viernes, 24 de abril de 2015

Desnudos y sin alcancía.

Hasta el 31 de Diciembre del 2014, la deuda consolidada del gobierno alcanzaba los 249.523 MM de dólares, sin sumar los pasivos laborales, esos que por cierto, por allá por el año 2000 fue ofrecido su cancelación total y nada paso, al contrario han seguido creciendo cada día más, acuérdense que para ese año nuestra deuda rondaba los 38.000 millones de dólares y vean por dónde anda.
El tema no es si el monto es manejable o no desde el punto de vista financiero, el quid es que hemos tenido largo años de bonanza petrolera y en lugar de disminuir esas acreencias, estas muy por el contrario han aumentado.
Peor digo yo, ¿Qué producimos hoy en Venezuela? El régimen ha potenciado la soberanía alimentaria, claro que sí, la de los países a quienes les compramos hasta caraotas, la desfachatez llega a tal nivel, que estos días vuelven a anunciar que en un año van a producir papel para periódicos en INVEPAL, dicen tranquilamente que solo se necesitan 400 millones de dólares para resolver el problema, barbaros, ¿es que acaso se nos olvido que en el 2013 anunciaron que producirían papel higiénico y “que más nunca se importaría papel de baño”?, más grave, esta empresa es del gobierno desde el 2005, ¿produce algo?
Porque el tema de la inmensa deuda que ahora tenemos todos los venezolanos, toca profundamente que se hizo con todo el realero que entro por petróleo y donde está toda la platamentazon que nos han prestado, dizque para ser invertidos en nuestro desarrollo nacional, el ferrocarril es un ejemplo dantesco de lo anterior, millones y millones y cada año ruedan más y más su inauguración, ni una línea ha sido activada desde que iniciaron este enorme elefante rojo, además de haberse perdido vagones y trenes iniciales por los cambios en los ejecutadores del plan.
Tenemos hoy en Venezuela una nefasta combinación de ineficiencia, corrupción, desidia y un profundo desprecio por la suerte del país, ¿Cuántas casas ha construido este régimen durante estos 16 años?, más delicado, con los actuales costos ¿Quiénes pueden comprar una hoy en día?, expropiaron todas las fábricas de cemento y ahora simplemente es casi imposible construir algo.
¿Y SIDOR?, con TERNIUM producía unos 4,3 millones, ahora en socialismo de broma llegan al millón de toneladas, es más, en el 2011 exporto productos por 466 millones de dólares, el año pasado apenas llego a 21 millones, ¿Cuánto dinero ha sido inyectado a todas las empresas básicas?, ¿Qué se ha hecho con eso?
No son cuentos, todo lo que esta revolución ha tocado lo ha destruido, ciertamente no está quedando piedra sobre piedra en nuestra patria, los niveles de producción de PDVSA están por el suelo, las denuncias de corrupción y nepotismo son la flor del día, la deudas y la ineptitud de los mandos gerenciales cada vez hunde más a nuestra principal y casi única forma de vida, se han despilfarrado tal cantidad de recursos que costara bastante tiempo iniciar una recuperación de toda nuestra industria.
A los chinos no les debemos más porque todos los días les pagamos con petróleo, ¿adónde van todos esos reales?, si es con los iraníes, se han firmado convenios y más convenios, ¿resultados?, ¡Venirauto ensamblo 1884 vehículos!, la fábrica de “bicicletas atómicas” apenas rozan las 4 mil por año y las fábricas de leche las deben tener bien escondidas porque nadie las ve por ningún lado.
En definitiva, el gobierno actuó con una irresponsabilidad épica, gasto y despilfarro ingentes recursos de todos los venezolanos sin control, nos endeuda cada día más, comprometiendo seriamente el presente y el futuro del país, pero sobre todo se niega a admitir su gigantesco fracaso y a asumir su única y exclusiva responsabilidad en este desaguisado, están dejando a la nación desnuda y sin ahorros.

Cuentos para adultos.

Lo recuerdo como si fuera ayer, la tertulia avanzaba, todo era alegría y bromas, mis padres juntos con sus amigos y mis tíos disfrutaban de una velada más, nosotros los carajitos revoloteando y echando vaina, de repente se hacía un inmenso silencio y papa nos llamaba para ordenarnos irnos a dormir, de nada valían nuestras quejas y suplicas, los adultos iban a echar sus cuentos, todos en la sala tenían caras de pocos amigos y sin embargo una vez que nos metíamos al cuarto lo único que oíamos eran carcajadas y más carcajadas.
Hoy por supuesto todos sabemos que nuestros padres y amigos nos recogían para poder contar cosas entre adultos, chistes picantes que los niños no deberían oír, era como un Conatel familiar, claro más de uno siempre se escabullía por algún rincón de la casa y si no lo descubrían gozaba un puyero con los temas subidos de tono que después nos contaban a los menos osados.
En estos días que vivimos ya no parece importar mucho lo de proteger a la infancia de otras situaciones ciertamente graves, que no tienen comparación con esas narraciones en familia, el cuento de la “Patria o Muerte”, de todo dentro de la revolución o si no estás con el proceso eres un apátrida, ha ido abriendo un enorme boquete en lo que deberíamos todos proteger, ahora no interesa si para lograr el objetivo de instaurar el bendito socialismo, utilizas a nuestros niños en actos proselitistas cargados de ideología, tampoco que quieras manipular la historia metiéndoles falsos mesías desde temprana edad, no hay recato ni medida, con uniforme militar, armados y beligerantes los han puesto a desfilar.
El tren de locura del actual gobierno parece no tener fin, nadie escucha, nadie ve, sencillamente vamos todos montados en este ferrocarril que sin objetivos claros ni destino cierto, avanza sin frenos ni control, si existiesen voces disidentes dentro del proceso o las callan o ellas mismas prefieren pasar por mudas, hasta la CEPAL, que no es precisamente el FMI ha dado cifras en extremo malas para el desarrollo económico de nuestro país, los únicos a quienes les parece que todo va viento en popa, son nuestros 3 chulos latinoamericanos, del resto, incluyendo a Cuba, empiezan a dar un pasito para atrás con respecto a esta revolución bolivariana.
Los cuentos para adultos hoy forman parte de nuestro día a día, el profundo desastre económico y financiero que se le viene acercando a Venezuela no tendrá parangón en nuestra historia, jamás tuvimos unos gobernantes tan cegados por el poder, no existe medias tintas, prefieren que si no van a sobrevivir esto se lo lleve el diablo, es el país general el que está en riesgo, no la MUD, ni la oposición, ni ninguno en particular, somos todos los que habitamos esta tierra bendecida por la naturaleza, los que vamos a pagar tamaña demencia socialista y quienes crean que exagero simplemente den un recorrido por cuanto establecimiento comercial existe, trate de comprar algo, pregunte si hay, cuánto vale, revise cuánto gana un venezolano por salario mínimo, insista de farmacia en farmacia por un medicamento, intente salir de vacaciones, ya ni siquiera afuera, sino aquí mismo y vea cuanto le vale un fin de semana en Margarita, por ultimo chequee a como está el negro.
Así mis buenos amigos que nos encontramos nuevamente en una crítica encrucijada, para mi crucial, donde podremos elegir, seguir con este rápido, desastroso y furioso tren, o comenzar a cambiar nuestro futuro, basta de quejas y negatividad, debemos asumir nuestra responsabilidad y salir a votar con compromiso, y con la mente clara de la necesidad de ganar, llego la hora de escoger a quienes siempre han estado en la lucha durante estos 16 años, ojo con los epilépticos políticos, el momento de la gente está en tus manos.